Unos médicos explican como el senderismo cambia realmente nuestros cerebros.

Aunque pueda parecer obvio que una buena caminata por un bosque o subir una montaña puede limpiar su mente, cuerpo y alma, la ciencia está descubriendo ahora que el senderismo puede cambiar su cerebro de verdad … ¡para mejor!

Las caminatas en la naturaleza pueden detener los pensamientos obsesivos y negativos.

Aparte de la sensación casi instantánea de calma y satisfacción que acompaña al tiempo al aire libre, caminar en la naturaleza puede reducir la rumiación. Muchos de nosotros a menudo nos encontramos consumidos por los pensamientos negativos, que sacan del gozo del momento en el mejor de los casos y nos conducen hacia el camino de la depresión y a la ansiedad en el peor de ellos. Pero un estudio reciente publicado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias constató que los momentos en el campo reducen los pensamientos negativos y obsesivos por un margen significativo.

Para la realización del, los investigadores compararon la rumiación declarada de los participantes que caminaron bien en un entorno urbano o bien en uno natural. Averiguaron que aquellos que caminaron durante 90 minutos en un ambiente natural dijeron tener niveles más bajos de rumiación y también habían reducido la actividad neuronal en la corteza prefrontal subgenual, un área del cerebro relacionada con la enfermedad mental. Aquellos que caminaban en un entorno urbano, sin embargo, no comunicaron una disminución de rumiación.

Los investigadores señalaron que el incremento de la urbanización guarda una estrecha relación con el crecimiento en el número de casos de depresión y otros trastornos. Reservar tiempo para salir regularmente de las zonas urbanas y pasar más tiempo en entornos naturales puede beneficiar mucho nuestro bienestar psicológico (y físico).

Hacer senderismo a la vez que se desconecta de la tecnología aumenta la resolución creativa de problemas

Un estudio conducido por psicólogos norteamericanos puso de manifiesto que la solución de problemas por medio de la creatividad puede mejorar dramáticamente desconectando de los aparatos tecnológicos y conectando de nuevo con la naturaleza. Los voluntarios en este estudio fueron de excursión a por la naturaleza durante unos 4 días, tiempo durante el cual no se les permitió usar ninguna tecnología en absoluto. Se les dijo que realizaran tareas que requerían creatividad y dar respuesta de problemas complicados, y los responsables del estudio encontraron que el desempeño en tareas de resolución de problemas mejoró en un cincuenta por ciento para aquellos que participaron en esta excursión de senderismo libre de tecnología.

Los investigadores de este estudio señalaron que tanto los aparatos electrónicos como el ruido de la ciudad son realmente turbadores, exigiendo constantemente nuestra atención e impidiéndonos concentrarnos, todo lo cual puede ser extenuante para nuestras funciones cognitivas. Una buena y larga caminata, sin tecnología, puede reducir el cansancio de nuestra mente, calmarla, y potenciar la creatividad.

Caminar al aire libre puede reducir el TDAH en los más pequeños

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es cada día más habitual entre los infantes. Aquellos que padecen TDAH tienen dificultad con el control de los impulsos y la concentración, se despistan fácilmente y exhiben una excesiva hiperactividad.

Aunque la crianza de los niños que tienen TDAH puede ser difícil para los padres, el remedio más común- optar por medicamentos prescritos- puede que esté haciendo más daño que bien, sobre todo cuando las soluciones naturales pueden funcionar igual de bien. El estudio de F. E. Kup, y Andrea F. Taylor, reveló que la exposición de los niños con TDAH a “actividades verdes al aire libre” reduce los síntomas significativamente. Los resultados de este estudio indican que el contacto con el entorno natural puede ayudar a cualquier persona que no sea capaz de estar atenta y/ o exhibe conducta impulsiva.

Caminar en la naturaleza es un gran ejercicio y, por lo tanto, aumenta la capacidad de nuestro cerebro

Ya sabemos que el ejercicio es fantástico para nuestro bienestar general. Caminar al aire libre es una excelente manera de quemar de 400 – 700 calorías por hora, dependiendo de su tamaño y la dificultad de caminata, y es mejor para las articulaciones que otras actividades como correr. También se ha demostrado que las personas que hacen ejercicio fuera son más propensas a perseverar y a cumplir con sus programas, haciendo del senderismo una excelente opción para aquellos que desean ser más activos de forma regular.

Científicos de la Universidad de Columbia Británica descubrieron que el ejercicio aeróbico incrementa el volumen del hipocampo –responsable de la memoria espacial y episódica- en mujeres mayores de 70 años. Este ejercicio no sólo ralentiza la pérdida de memoria, sino que ayuda a prevenirlo también. Los investigadores además encontraron que también puede reducir el estrés y la ansiedad, aumentar la autoestima y liberar endorfinas. Muchas personas toman medicamentos para resolver cada uno de estos problemas, pero la solución a estos males ¡puede ser mucho más sencilla de lo que piensas!

¿Cómo puede empezar a comenzar hacer senderismo?

Afortunadamente, el senderismo es uno de los deportes más fáciles y menos costosos para involucrarse, y puede proporcionar grandes beneficios para toda la familia, ¡incluyendo a la abuela! Empiece por poco y pruebe sus habilidades. Haga lo que le funcione – si eso significa simplemente caminar por los senderos de un parque, fenomenal. Cualquier ejercicio al aire libre es mejor que ninguno. Usted puede encontrar fácilmente mapas de senderos alrededor de su casa online, y hay un montón de aplicaciones para smartphones para trazar un mapa de ellas también. Sin embargo, recomiendo apagar la señal del teléfono y su teléfono mientras camina al aire libre de tal manera que usted pueda obtener los mayores beneficios de la caminata (aunque sería prudente al menos llevarlo con usted en caso de emergencia).

Asegúrese de tener buen calzado de trekking, un sombrero y una botella de agua, y asegúrese de cubrir su ropa para que pueda ponerse y quitarse las cosas con facilidad mientras calienta y se refresca. Es posible que quiera considerar el uso de bastones de trekking también, lo que puede aumentar su velocidad y quitar algo de presión de las rodillas. Ahora, ¿puedes hacer una cosa por mí?

¡Sal a caminar!

Con mucho cariño

Unos médicos explican como el senderismo cambia realmente nuestros cerebros.
5 (100%) 4 votes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *